9 Sencillas maneras de reducir el plástico en tu vida

9 Sencillas maneras de reducir el plástico en tu vida
Eco-ideas Estilo de vida

9 Sencillas maneras de reducir el plástico en tu vida

Piensa en reutilizar y no en desechar

Hemos invadido de plástico nuestras celebraciones, casas, oficinas y como consecuencia al medio ambiente. Aunque la mayoría de veces solemos reutilizarlo, a medida de que va pasando el tiempo dejamos de utilizarlo y termina en el lugar menos indicado.

Reduce, reutiliza, recicla

1. Enamórate del hábito de llevar siempre una bolsa reutilizable de algodón ecológico, cuando vayas a hacer la compra o de compras, llévala en tu bolso o en un lugar donde tenga visibilidad.

2. Evita las pajitas de plástico, utiliza pajitas de metal o bambú reutilizables.

3. Aficiónate a la idea de llevar una taza reutilizable, sobre todo si prefieres pedir el café para llevar. Estarás ahorrando desperdicio de plástico y papel.

4. Olvídate del plástico o del aluminio, para envolver y mantener la comida. Existen muchas opciones de papel vegetal para mantener la fruta y verdura, incluso para hornear. Una buena elección siempre será un recipiente de vidrio.

5. Sustituye en papel de cocina por paños y servilletas de tela.

6. Reutiliza los envases de vidrio de alimentos que vienen en conserva. Nos encanta la idea de algunas tiendas a granel en Madrid, que te permiten llevar tus propios envases de vidrio y comprar justo lo que necesitas. Sin ocasionar ningún tipo de residuo.

7. Acércate a mercados locales donde puedes conseguir fruta y verdura, es allí donde puedes encontrar alimentos frescos de primera mano, libres de envases de plástico innecesarios. 

8. Lleva siempre una botella de agua reutilizable abandona la idea de comprar botellas de plástico.

9. Sustituye el gel de baño por jabón en pastilla en envoltorio de papel. Cada día son más comunes y fáciles de conseguir en tiendas ecológicas o tiendas especializadas en cosmética ecológica. Cuentan con estupendas opciones, libres de tóxicos y hechas con extractos naturales. Con este gesto no solo estarás cuidando tu piel, sino también el medio ambiente.

Con pequeños hábitos podemos conseguir grandes diferencias e ir reduciendo el efecto contaminante del plástico en nuestras vidas.

Compartir